Carlos Zanón - Fauna Zanón: Mando a distancia
La Vanguardia - 15.07.2021
Mando a distancia

La otra noche picaron a la puerta. Cuando abrí vi a una anciana. Iba vestida con bata y zapatillas, por lo que supuse que era una vecina. Nunca la había visto antes o yo, al menos, no lo recordaba. Me preguntó si sabía de televisión porque se le habían desintonizado los canales y no podía ver el suyo. En la mano, llevaba el mando a distancia. Al abrir y verme dijo: “Menos mal que hay alguien”. Lo recordé luego.

Al parecer, cuando le solían suceder cosas parecidas, se lo pedía al vecino de enfrente, pero este se había ido de vacaciones. Yo estaba descalzo y en pijama y le dije que no podía ayudarla, que no sabía de televisores. Ella se excusó, sorprendida, y yo también me excusé porque no había supuesto ninguna molestia para mí abrirle la puerta y hablar con ella.