Carlos Zanón - Fauna Zanón: Viajes a la nevera de madrugada
El País - 07.09.2017
Viajes a la nevera de madrugada

Cuentan que en 1915 Charles Chaplin se presentó a un concurso de imitadores de Charlot… y quedó segundo. La realidad es aún más cruel: fue eliminado en las primeras rondas. Algo de esa travesura tuvo la presentación en sociedad de Benjamin Black en 2006 con la novela El secreto de Christine. La jugada le salió bien a nivel comercial. Algo que seguro que alegró al hombre bajo la máscara pero uno tiene la sensación de que para éste, John Banville (Wexford, Irlanda, 1945) para más señas, eso tampoco era lo más importante. Sin respaldo comercial Banville hubiera zarandeado ante nuestras narices a su alter ego porque gracias a él volvió a divertirse jugando al juego más divertido del mundo: escribir, leer, olvidar y volver a empezar con otro libro (de Benjamin Black).