Carlos Zanón - Fauna Zanón: Una niña con una bandera en un campo
La Vanguardia - 01.09.2019
Una niña con una bandera en un campo

Una niña con una bandera más grande que ella. Lo es tanto que apenas puede sostenerla. Una bandera que son dos: la de Catalunya y la del Barça. Una niña con esa bandera en un campo de fútbol celebrando que su equipo, el de los colores de su propia camiseta, el equipo de su ciudad, el de su padre, ha ganado algo. Hay confeti, hay correr por el césped y esa bandera que esa niña en ese campo se esfuerza por ondear. Pesa mucho pero no importa: ella es testaruda y consigue zarandearla. Da igual qué se celebraba esa tarde. Lo que importa es su alegría que es hoy el percutor de nuestra pena. Buscamos para encontrarnos con esa foto con su padre para hurgar en la pena pero sin masoquismo, sólo para solidarizarnos con el dolor de los suyos, para tratar en vano de llevar la pena entre todos, demostrarnos que nos importa más, muchísimo más, eso que un fichaje. La foto nos devasta pero también nos retrotrae a una idea de alegría invencible. La de esa niña ese día, en ese campo, con esa bandera inmensa en las manos, mostrándola a su padre, embutida en la camiseta de su equipo favorito, con su nombre impreso detrás. Esa alegría. Fugaz, cruel hoy pero también imparable.