Carlos Zanón - Fauna Zanón: Tupelo, Belén, Villa Fiorito
La Vanguardia - 06.12.2020
Tupelo, Belén, Villa Fiorito

La muerte de Diego Armando Maradona se ha convertido en una supernova que ha iluminado y resuelto acertijos y apuestas. El misterio persiste pero ha quedado claro que Maradona nunca tuvo rival. Como a Elvis, nunca se podrá juzgar su entretenimiento sin tener en cuenta todo lo demás. Ambos nacieron en Belén, llámese Tupelo o Villa Fiorito. De padres mudos al fondo de la foto, sin apenas líneas de diálogo, San José apocados, sin ganas de molestar. De madres obesas y posesivas, amorosas y desesperadas. Ellos, los elegidos, nunca dejan de ser niños grandes, huérfanos perdidos, sin consuelo y dirección cuando la madre se fue. Todas sus novias, esposas y amantes acaban siendo madres y son engañadas como solo se puede engañar a una madre: sabiendo que consiente.