Carlos Zanón - Fauna Zanón: Tangerina FC
La Vanguardia - 01.04.2018
Tangerina FC

El sol declina en la playa de Tánger. Tonos pastel en el cielo protector como escenario de un lugar y una ciudad en la que, al menos hoy, los turistas parecemos un accidente benigno. Aquí hay de todo aquello que ya no nos queda: una mezcla salvaje de vida políticamente incorrecta. Una bendita e insalubre libertad ciudadana, de gente aquí y ahora, apoderándose de calles y plazas. Un aposentarse y vivir sucio, desordenado, incívico, caótico e imparable. Una libertad ni reglada o aprendida, tampoco liberada de ninguna mazmorra: espacios y maneras de vivir sobre los que Europa no ha tenido oportunidad de normatizar para que todos vivamos cien años sanos sin memoria ni pensiones. Unos chavales montan a caballo en la arena. Por pocos dirjams puedes darte un paseo. Venga, anímate. Hay latas y cristales en la arena. Bolsas con basura. Gente sentada mirando el horizonte: Europa como un espejismo a catorce kilómetros. Y partidos de fútbol de tangerinos.