Carlos Zanón - Fauna Zanón: Sant Android y el dragón
La Vanguardia - 24.04.2020
Sant Android y el dragón

Este año nos ha tocado ser el dragón en la cueva y no Sant Jordi. Por otro lado, hemos descubierto un nuevo servicio que dar a los libros. Reúnes tres o cuatro ejemplares, los apilas y sirven para alzar el móvil a la altura de tus ojos. Y es que, hasta hace nada no sabíamos de la existencia de Don Hangsout, el Señor Zoom y Milady de Instagram Live, pero ahora parece que no podemos vivir sin ellos. Y así, dragones en sus domicilios, heridos de nostalgia y con ganas de revancha en forma de calle, de gente, de libros y rosas. El sector de la cultura que gira alrededor del libro ha urdido un Sant Jordi a la medida de la situación. Aquí la cosa ya no iba de ventas sino de no dejarse llevar por la desesperanza, de una cierta idea de solidaridad hacia, escritores, lectores, editoriales. Sin ficción, sin libros, sin guiones la sociedad no hubiera aceptado quedarse en casa mirando las goteras de casa o Jara y Sedal 24 horas. Aceptamos la vida y el mundo si puede ser contado. Y eso pasa en los libros escritos por unos que editan otros y venden unos terceros. Y todos ellos pagando impuestos.