Carlos Zanón - Fauna Zanón: Risas
La Vanguardia - 11.06.2016
Risas

El circo llega a la ciudad. La consigna es distinta de la otra vez. Nada de crispación o miedo. Ahora esperanza, ilusión y besos en la boca. En el noticiario, una chica con una camiseta negra y otra con un peto salen de una reunión. Los periodistas les preguntan. Ellas les miran y sonríen. ¿De qué se ríen? ¿Qué les hace gracia? Luego, aparece un señor con americana y otro con camisa de lino con uno de sus flecos fuera del pantalón. Ellos también sonríen. Tengo cincuenta y tres años. Cuando me quedé sin trabajo y se me acabó el subsidio tuve que volver a casa de mis padres. No recuerdo la última vez que algo me hizo sonreír así. Mi amigo Ángel tiene una cordelería. El otro día hizo números y constató que paga para poder trabajar. Hay un señor con coleta que anda encorvado, toca la guitarra y sonríe. Antes, su novia también sonreía. Ahora tiene un amigo con barba que como quería sonreír abandonó a sus antiguos amigos para irse con el de la guitarra. Otro, guapo y enchaquetado se ríe y mueve las manos y las ofrece en apretón mientras hace lo de todos: sonreír. ¿De qué va el chiste? ¿Por qué no lo comparten?