Carlos Zanón - Fauna Zanón: Problemas con la verdad
La Vanguardia - 05.12.2017
Problemas con la verdad

Tenemos un problema con la verdad. No quiero ser categórico al respecto. Cuando noto que me pongo estupendo, serio o trascendente suelo hacer una broma. Las bromas no siempre hacen gracia. La verdad casi nunca hace gracia. Pero creo que aquí alguien debería empezar a decir algo que sea verdad. En las novelas nunca se trabaja con la verdad sino con lo verosímil.

Los personajes no han de contener certeza sino verosimilitud. La verdad a veces es increíble, pero no por eso deja de ser verdad. En la vida de cada día podemos gestionar un saco de mentiras, lo mítico y la probabilidad, lo increíble, lo absurdo y lo ridículo. Pero podemos hacerlo porque en todo eso hay al menos una diminuta porción de verdad. La mínima necesaria para desarrollar un marco de actuación y sentir, en el que uno pueda saberse seguro o aterrorizado pero nada es tan terrible como asustarse por nada o amar a alguien que te miente. De acuerdo, el amor es mentira pero no el sentirlo, de algún modo, durante un tiempo. Amas porque consensúas la mentira desde verdades subjetivas. Es el “te amaré para siempre”.