Carlos Zanón - Fauna Zanón: Ni una palabra de Verónica
La Vanguardia - 31.07.2016
Ni una palabra de Verónica

Ayer me encontré con Elsa y no hablamos ni una palabra de Verónica. Verónica es el nombre de la hija que Elsa y yo nunca llegamos a tener. De hecho nunca supimos si esa mancha en una foto sacada de una ecografía hubiera sido niña. Pero todo había sido tan improbable hasta el momento que dimos por cierto lo que nunca podríamos comprobar. Borramos la mancha a los cuarenta días y el hecho de darle un nombre no ayudó nada a olvidarla, cosa que ni intentamos. Era sencillo: no podíamos tenerla. Pero el dolor de Verónica era nuestro tributo que pagar, la lanzada en el costado que decían aquellos dos. Elsa y yo estábamos terriblemente enamorados pero eso no era suficiente. Seguimos estando enamorados y juntos años después de lo de Verónica. Hablábamos de ella, de tanto en tanto. Luego dejamos de hacerlo o sólo lo hacíamos de modo esporádico.