Carlos Zanón - Fauna Zanón: Mi vida en el bar Ramón
ABC - 31.10.2020
Mi vida en el bar Ramón

Hay muchas maneras de acabar en un bar. Puedes tropezarte con él. Puedes terminar sin saber cómo. Te pueden citar en él y, finalmente, te pueden llevar. Si nos encontramos en este último caso, la persona que te lleva a ese lugar puede hacerlo por diferentes causas. Porque quiere ir él y le importa un bledo que a ti te vaya a gustar el susodicho antro. Porque ha quedado con alguien en dicho bar o, y aquí ya entramos en materia, porque esa persona quiere que conozcas, de manera especial, ese lugar. Compartir contigo ese umbral místico festivo. Que te sientas como en casa -expresión terrible en estos tiempos-. Compartir contigo la familiaridad, que te guste tanto como le gusta a él. De acuerdo, puede ser, que usted conozca a un sádico que odie un bar, que sea terriblemente infeliz en dicho antro y quiere llevarte con él, a sufrir de lo lindo los dos pero si es así, no sé si me apetece que me siga leyendo, la verdad.