Carlos Zanón - Fauna Zanón: Máquinas de vanidad
El País, Babelia - 06.08.2018
Máquinas de vanidad

No labres sin fundamento / máquinas de vanidad”, de Calderón, es la última cita de Los treinta apellidos, cuarta novela con Juan Urbano —profesor de literatura, escritor por encargo y detective ocasional— de protagonista. Para esta entrega, Benjamín Prado (Madrid, 1961) hace que su personaje sea contratado por un hijo de la alta burguesía catalana, Lluís Espriu, diletante personaje, imbuido por fantasías librescas de aventuras y que trata de hacer justicia arreglando algunos de los crímenes cometidos por su familia, ya que toda fortuna esconde un crimen o muchos. Y en este caso, se aborda nuestro pasado como negreros y el encargo a Urbano es ir a Cuba en busca de una descendiente no reconocida de la familia. La novela se estructura en cuatro partes, que obedecen a diferentes enclaves geográficos (Las Rozas/Madrid, El Masnou/Barcelona, La Habana y Dar es-Salaam), y su género es un híbrido entre la aventura juvenil y el procedimental investigador clásico.