Carlos Zanón - Fauna Zanón: La conspiración de la pólvora
La Vanguardia - 30.04.2019
La conspiración de la pólvora

Cuando uno elige como nombre de un proyecto el de un complot fallido tiene mucho ganado si de libros se trata. La conspiración de la pólvora fue un intento por parte de los católicos de hacer volar al rey Jacobo I. No lo consiguieron y acabaron todos trinchados. Un clásico de las conspiraciones. El enemigo era poderoso y ellos pocos, atolondrados y débiles. En el caso de las tres librerías independientes (Intempestivos, Letras Corsarias y La Puerta de Tanhauser) que se esconden bajo la actual denominación de La conspiración de la pólvora hay algo de eso, pero el olor es a napalm de libro literario no a derrota de componenda comercial. Aquí los libros son sospechosos si el que los vende, lo hace a granel.

Los conspiradores son pocos, probablemente atolondrados, pero ni mucho menos débiles. Por de pronto, esas tres librerías son sitios en los que uno se quedaría a vivir. Cualquiera de ellas son cápsulas en el tiempo aterrizadas, a priori, en lugar equivocado, ya sea Plasencia, Segovia o Salamanca. Digo equivocado, pero no es cierto: están dónde deben estar y dónde sus vecinos bendicen que estén. Éstos no son cuatro ni cuatro mil sino los suficientes para que la conspiración no fracase y Jacobo el Aburrido, el Cobarde y el Cursi, salte por los aires en cada remesa de novedades.