Carlos Zanón - Fauna Zanón: Kobe y Alejandro
La Vanguardia - 02.02.2020
Kobe y Alejandro

Uno es imbatible en cuanto la voluntad y la fe ganan la partida al sentido común, las estadísticas y a la vida tal y como es. Creer que no puedes perder hace que no pierdas. Robin Lane Fox en su magnífico libro sobre Alejandro Magno explica muchos de esos momentos de ser, sentirse ser invencible o inmortal. Alejandro solía ponerse en peligro en sus campañas. A pesar de eso, nunca le hirieron de gravedad para desespero de sus enemigos. Buscaba emular las hazañas de Heracles (es decir, daba por cierto el mito) y fue creyendo que, como este, era algo parecido a un semidiós y con esa convicción desde Macedonia creó un imperio hasta India. En una de esas campañas, los guerreros que acompañan a Alejandro en el asalto a una fortaleza, al llegar a lo alto de la muralla, pierden contacto con su jefe porque se abre el suelo a sus pies. Alejandro decide saltar hacia delante, pero sus soldados no. Frente a él tiene ahora media docena de arqueros defensores de la plaza.