Carlos Zanón - Fauna Zanón: Imposibiliad de salir de un hotel
La Vanguardia - 24.08.2021
Imposibiliad de salir de un hotel

Lo peor de vivir en un hotel es salir de él. Nada hay comparable a ponerse dos capas de acondicionador y comer pan recién horneado en el restaurante. Pedir por teléfono unas tijeras para cortarte un hilo de la chaqueta o encontrarte una chocolatina a media tarde. Un hotel, un buen hotel tiene mucho de castillo encantado. Tienes un deseo y ese deseo se cumple. Y el desayuno es hasta las once pero puedes hacerlo en la misma habitación y las toallas mojadas desaparecen por otras secas. A veces en un hotel tienes bañera y plancha para tu vestido verde. Aire acondicionado o calefacción y televisión a los pies. Una cama hecha con sábanas que parecen camisas de fuerza y ventanas que no dejan fantasías para los suicidas. La nevera tiene bebidas. Fuera de ella, una botella de agua por cortesía. Champú y jabón para las manos. Cenar al lado de una fotografía y apostar –y perder– que se trata de un lienzo.