Carlos Zanón - Fauna Zanón: Imagina que eres Paul
La Vanguardia - 23.09.2018
Imagina que eres Paul

En una ocasión, McCartney entró a un local que contaba con un pianista para amenizar las veladas. Este, nada más reconocerle, quiso congraciarse con tal distinguido cliente y decidió interpretar una de sus canciones. Tocó Imagine.

Algo de ajuste de cuentas tenían aquellos primeros discos en solitario de exbeatles que también resultaban engañosos. George Harrison aparecía como un genio oscurecido por la dupla Lennon/McCartney con el fabuloso triple All things must pass, Macca pergeñó dos discos caseros que han ido ganando con los años – McCartney y Ram– y John, se destapó con las desgarradoras canciones del soberbio Plastic Ono Band y luego con Imagine la cuadratura comercial de su particular círculo solipsista. Y eran engañosos porque aquellos discos eran buenos trabajos con temas que hubieran seguido adornando la corona de los Fab Four pero muchas veces habían sido canciones compuestas aún siendo Beatles y, emocionalmente seguían estando en la misma habitación los cuatro, compitiendo, odiándose y necesitándose. Desde 1972 ninguno de ellos hizo nada memorable: la autoindulgencia pudo con el talento.