Carlos Zanón - Fauna Zanón: Horas extras
La Vanguardia - 10.10.2017
Horas extras

Contaba Gila que durante la guerra civil española, después de días en trincheras pasando miedo, frío, hambre y sueño, le venían ganas de dejarse matar para poder dormir. Llegaba el momento desesperado de querer salir hacia los enemigos para que te acribillaran y acabar de una vez por todas. A Gila lo fusilaron dos veces, pero, afortunadamente, no apuntaron bien. Escribo esto y pienso en la necesidad de los cómicos en esta corte danesa nuestra. Cómicos y feriantes para representar, denunciar y señalar a los poderosos y a los hipócritas. No puedo imaginar mejor mediador en un conflicto que Gila ni mejor bálsamo que ver a Rufus T. Firefly interrumpir discursos reales, himnos y comparecencias históricas.