Carlos Zanón - Fauna Zanón: Gente pesada
La Vanguardia - 09.10.2020
Gente pesada

Estamos rodeados de gente pesada. Asumo que siempre hubo gente pesada. Solo indico que ahora hay gente pesada, de hecho, muy pesada. Mucha gente muy pesada con muchos medios de que su pesadez te asalte a todas horas. Antes, a los pesados apocalípticos, por ejemplo, los ­podías enviar al desierto a que siguieran oyendo voces dentro de su cabeza. Del ­desierto o no volvían o se traían una religión. Las religiones, es verdad, suelen ponerse un poco pesaditas al final. Y es que un pesado es aquel que cree que lo que él piensa o re­presenta o explica es de suma impor­tancia para la víctima de su pesadez. Un ­pesado quiere salvarte, convencerte, en­dosarte lo suyo. Un vendedor tenaz es siempre un ­pesado aunque te venda lo que ne­cesitas: la vida eterna, una república o un juego de sartenes.