Carlos Zanón - Fauna Zanón: Entre Primavera Sound y yo
La Vanguardia - 06.06.2017
Entre Primavera Sound y yo

Acudí al CCCB para acreditarme para el festival Primavera Sound. Antes de llegar sorteé ataques con skate por tipos algo granaditos que se disculparon con sorna a quemarropa después de susto sin colisión. Bajé la rampa, hice cola y una chica muy atenta me lo explicó todo y, sin darme cuenta, me ciñó una pulsera a la muñeca. Yo traté de impedirlo. Quedaban tres días para Bon Iver, perdón, el Primavera Sound y no iba a llevar la pulsera en mis quehaceres diarios hasta ese día. La chica dijo que si me acreditaba ahora, ahora me lo ceñía y me advirtió que no me lo podía quitar ni aflojar. Si se me destensaba, debía acudir allí. Si se veía cortado o pegado o manipulado, no podría entrar o debería pagar los 300 euros que costaba la acreditación. Salí, temeroso, al exterior. Presencié una pelea multitudinaria de okupas, skates, perros y un par de alcohólicos que no debían estar allí pero que estaban.