Carlos Zanón - Fauna Zanón: Ella vendrá
La Vanguardia - 31.01.2017
Ella vendrá

Después de diez días vagando por el aeropuerto chino de Changsha, sin apenas comer ni dormir, un hombre fue ingresado por problemas en corazón y riñones. El tipo es holandés. Se llama Alexander y tiene 41 años. Si en cualquiera de sus redes sociales tienen a alguien así, desháganse de inmediato de él. Es un ataque letal a la inteligencia. Es una bomba romántica. Es ridículo, es patético, es implacable con el sentido común.

¿Qué hacía Alexander Pieter Cirk a 8.600 kilómetros de su casa, en Amsterdam? Buena pregunta. Nuestro hombre andaba enamorado. Desde hacía un par de meses mantenía contacto con una mujer china a través de una web para relaciones. El contacto era diario. La mujer se llamaba Zhang. Él supo, después de una dosis ingesta de películas de domingo, sitcoms, libros de Paulo Coelho y chocolatinas, lo que debía hacer. Dado que la relación se consolida día a día , nuestro Marco Polo se vino arriba y decidió sorprender a su amada plantándose en el aeropuerto de su ciudad. Fotografió unos billetes de avión y sin explicación alguna se los envió a Zhang. Ésta sólo leyó números y letras y no entendió nada. Tampoco supo si era una broma o el código encriptado del Museo Van Gogh.