Carlos Zanón - Fauna Zanón: El soberbio escritor soberbio
El País - 02.08.2020
El soberbio escritor soberbio

Despertó el soberbio escritor soberbio y enseguida se dijo que era el mejor escritor español vivo. Lo era ya, en ese preciso instante, incluso medio dormido. Su fiel perro, Broma Infinita, saltó encima de la cama, a pesar de que siempre le reñía por hacerlo. Recordó que a Lutero se le apareció una noche el Diablo en forma de perro subido a su lecho. Lutero reaccionó rápido, agarró al animal y lo lanzó por la ventana. Posibilidad de artículo: ¿Lutero en la mira de los animalistas? Si pudiera localizar una nueva prueba de antisemitismo en el personaje, una raza canina judía, el artículo le quedaría, además de soberbio, con hechuras de tesis y posibilidad de conferencia en algún Hay en Segovia o allende los mares que son el morir. Atención a lo de perro y judío. Es difícil tener un cerebro prodigioso como el suyo, tan por encima de la media, y tener que andar pendiente de tantas bobadas. Hombre de decisiones, se levantó y fue al lavabo, no sin antes comprobar si en Twitter su nombre y apellidos tenían muchas interacciones, algún halago lector, mención alguna a su genio. El resultado le desanimó un poco. Esperaba más reacción a su artículo denuncia sobre la vanidad en el individuo contemporáneo.