Carlos Zanón - Fauna Zanón: Diario de un poeta recién firmado
La Vanguardia - 24.04.2017
Diario de un poeta recién firmado

Durante mi adolescencia, teníamos rosales en casa. Pero si ese no era el caso las robabas de otros jardines. En Sant Jordi no recuerdo que nadie las comprara. Las rosas eran entregadas tal cual sin estuches o fundas de plástico, quizás con papel de plata. En una ocasión, con quince años, yo tenía novia pero me daba mucha vergüenza que mi familia lo supiera así que arranqué del jardín una rosa a primera hora de la mañana, la subí escondida en mi abrigo y, atención, la guardé hasta la tarde en una caja de zapatos, por lo que fui el primero en conseguir que una rosa tuviera aroma a betún. No sé si mi novia tuvo luego relación con Ferrán Adrià. Lo que sí sé es que luego ella se vengó regalándome un libro de poemas de Tagore. Se excedió en su crueldad, obviamente.