Carlos Zanón - Fauna Zanón: Decepcionado de conocerle
La Vanguardia - 05.02.2019
Decepcionado de conocerle

Raymond Chandler era un poeta mal disfrazado de novelista. Disparaba tanto imágenes potentes –el tipo era una araña sobre una tarta de limón– como definitivas máximas. Una de ellas es la de si usted admira a un escritor, mejor no lo conozca. Siento llevar la contraria a Chandler –en realidad, me encanta– pero la mayor parte de los escritores a los que uno admira resulta que son buenos tipos. El problema no es tanto cómo son sino cómo crees que son o cómo exiges que sean. Pero uno los aborda –como se ha podido hacer estos días dentro del Festival BCNegra– y comprueba que Leila Slimani, David Peace, John Banville o Ken Bugul no estarán hechos del material del que están hechos los sueños pero sí del que están hechas las personas.