Carlos Zanón - Fauna Zanón: Café y cruasán:<b> Típica historia Guinardó</b>
La Vanguardia - 23.05.2019
Café y cruasán: Típica historia Guinardó

El Guinardó es ese barrio en el que siempre todo podría estar mejor. Los bocatas en el bar Barlito podrían estar mejor. El café, la iluminación, nosotros podíamos ser mejores, pero en el Guinardó uno se acostumbra a aceptar eso: que podríamos ser mejores, pero sin dramas. En el televisor del Barlito, Frank ha encontrado un murciélago en Borneo y Nino Bravo canta América en el estéreo. Guinardó cuántico. Nadie nos ubica muy bien a los aborígenes de este barrio pero mire usted, dos posibles nuevos alcaldes, Colau y Collboni –sí, también ellos podían ser mejores–, son de los nuestros. En el Guinardó no solemos presumir de cosas así, pero tampoco tememos desmejoras.

Somos este barrio que no, no es el de Marsé (que alguna esquina rozó en su ronda, pero ya), sino esas calles con hospital modernista entre Gràcia y Horta, dos barrios –ellos sí– con rasgos raciales, gafas de pasta y tiendas de zapatos. Nosotros podríamos pasar por cualquier tipo corriente, por uno del Congrés, quizás uno de la calle Vilamarí. Los del Guinardó no somos ni guapos ni feos, somos prácticos.