Carlos Zanón - Fauna Zanón: Café y cruasán: <b>Dos salsas</b>
La Vanguardia - 14.05.2019
Café y cruasán: Dos salsas

Hará medio siglo, Teresa Serrat condujo su coche y aparcó en esta misma curva. Entró en este mismo bar-bodega Delicias, en la carretera del Carmel. Lo hizo buscando a Manolo Pijoaparte, murciano y ladrón de motos. Teresa, niña bien adicta a la épica estudiantil revolucionaria de la pijería, es decir, un fraude. Pijoaparte, jugando a las cartas con los viejos del lugar y fingiendo ser el Ché: otro fraude. Los fraudes se atraen, son felices y comen perdices. En el Delicias, bravas a dos salsas.

En el interior del local, superhéroes del barrio. El tipo del chándal con una muleta debido a un esguince mal curado desde el 98, dos matrimonios sesentones dando buena cuenta de unos calamares a la andaluza, los de la barra, agarrándose por si hay curvas, tres camareros, eficientes y simpáticos y en el televisor, sin sonido, Albert Rivera. Nadie hace mucho caso a Rivera dentro del Delicias. Igual se lo hacen en Murcia.