Carlos Zanón - Fauna Zanón: Asalto al tren
El Món d'ahir - 01.03.2021
Asalto al tren

SER UN FORAJIDO gana crédito y prestigio con los años siempre y cuando el forajido cuente con bardos afines a la empresa. Es por ese motivo, la vanidad y la gloria, por lo que los capos de la droga muestran sumo interés en controlar qué se dice y cómo se dice en los narcocorridos. Un interés que, de verse truncado o frustrado, puede acabar siendo pagado por el músico. Incluso con la muerte. El arte ha sido pergeñado por gente de salón, casa de muñecas y habitación propia, gente de letras y pensamiento, abollada e inútil para la acción, ajena al manejo de manos y piernas para modificar su entorno, roturarlo, cambiar la situación —la suya, la de su comunidad— a golpe de puño, pistola o bomba. Todo forajido es un defensor de su justicia. El mundo no le ha dado lo que quería y él, sin otra alternativa, lo coge por sí mismo.