Carlos Zanón - Fauna Zanón: Añoranza de Defensa Navarro
La Vanguardia - 14.02.2021
Añoranza de Defensa Navarro

El otro día salí del hospital. Estaba muy débil y me senté en un banco. Miré a un lado y a otro de la calle y me sentí desprotegido y solo. Sentí qué podían sorprenderme en cualquier ataque y hacerme trizas. Y de repente, como suele pasarme en esas circunstancias, añoré a Defensa Navarro.

Navarro era mi amigo del cole. Su lealtad era tan parte de su fortaleza como de su debilidad. Siempre a mi lado, su metro ochenta y sus demasiados kilos, sus ganas de agradar, su bondad e ingenuidad, su sentimiento infantil y, al mismo tiempo, épico de la vida me hizo ser su amigo. Pero no fue justa nuestra relación: yo le quería pero él me adoraba.