Carlos Zanón - Fauna Zanón: Anoche soñé que era Dembélé
La Vanguardia - 02.12.2018
Anoche soñé que era Dembélé

Anoche soñé que alguien me amaba. Que Luis Suárez no me reñía en rueda de prensa. Anoche soñé que unos brazos me rodeaban y me daban calor. Que Piqué –¡Piqué!– no me acusaba de inmadurez. Anoche soñé que no estaba solo. Sin esperanza ni dolor en derredor mío. Que el sueño sólo era una falsa alarma. Anoche soñé que ellos hablaban francés. Que Busquets no decía que les iba a costar que me adaptara al vestuario. Soñé que no era millonario ni tenía 21 años. Soñé que en el club no había nadie que filtrara mis despistes, mis cuelgues, mis gastroenteritis, mis noches con la Playstation echando humo. Soñé anoche que no cogía la pelota en el Wanda Metropolitano, me la pasaba de pierna y se la colocaba bajo las piernas a Oblak. Anoche soñé que no era ambidiestro. Soñé anoche que no era campeón del mundo. Que no la pisaba y dejaba atrás a tres jugadores del PSV y luego la colocaba en el palo al que no podía acceder el portero. Que una hora y media sin saber de mí y faltando al entrenamiento, tampoco era para tanto. Eso soñé. Y que Valverde cuando le hablan de mí, suspira, estrangula la botella de agua y dice paciencia y desespero de tal manera que parecen los nombres de dos hermanos que se lleven fatal, uno agricultor y el otro ganadero.